Se dice aquello de “año nuevo; vida nueva”. Yo no me lo creo: no creo que en un minuto, un segundo, un instante…, el tiempo que pasa de la última campanada al nuevo año… en ese tiempo, digo, se pueda cambiar de vida. Sin más. Lo que sí es verdad -me parece- es que estas fiestas son un buen momento para llenarse de optimismo. Porque el mundo -lo que nos rodea y quienes tenemos más cercanos-, a menudo nos lleva a eso.

Pero a lo que venía. Vi un vídeo que me alegró la vida. De un hombre de cine, también. David Attenborough, hermano de otro gran hombre de cine, Richard -director, entre otras, de la magnífica Tierras de penumbra-. David es uno de los mejores documentalistas actuales. Capaz de dar vida cinematográfica a plantas o piedras, pone voz a un anuncio que lleva a elevar ese optimismo que decía al principio y decir: “pero, ¡qué grande es el mundo en el que nos ha metido su creador!”. Por eso, ¡feliz año 2012, lleno de buen cine!🙂

Y, por cierto, también el cine de 2012 nos promete grandes películas: Batman, The Dark Knight Rises (el 26 de julio); Sherlock Holmes, Juego de Sombras The Iron Lady (el próximo 6 de enero); The Hobbit (el 14 de diciembre); lo nuevo de Spielberg, War Horse… Y algunos reestrenos en 3D (por los que no creo que debamos tirar cohetes, la verdad): Titanic y Star wars, episodio I: La amenaza fantasma… Veremos.