Finalmente, El barco pirata, dirigido por Fernando Trullols, y producido por Bastian Films, de Arturo Méndiz, se ha levantado esta mañana con el Goya al mejor cortometraje. Se lo merece. Conozco a Méndiz, y pocos días antes decía que no tenía demasiadas posibilidades. Se equivocó. Quién sabe si esto será la lanzadera de esta joven productora y de Trullols. Os lo dejo…

Además, os dejo La historia de siempre (2009) otro cortometraje, también producido por Arturo Méndiz, cuyos más de 100 premios nacionales e internacionales, mostraban su gran valía. A mí, me encantó.