No es fácil hablar de una película, cuando -a mi parecer- ésta roza la perfección… No digo que There be Dragons sea perfecta, pero sí una obra maestrala película del año«, ha dicho alguien). Ya tocará, en su momento, hablar de los defectos; pero sí es verdad que cuando terminé de verla en un pase privado al que me invitaron, quedé literalmente alucinado.  ¿Sabes de esas situaciones en que no se te ocurre qué decir porque te das cuenta de que acabas de ver algo grande? Como cuando has visto por primera vez a la chica de tus sueños, y te quedas sin palabras…

Así estaba yo al terminar; y así,  poco a poco, enfundado en el casco y subido en la moto, fui asentando cabeza y pensando en ella. Hace tiempo que vi las multipremiadas Los gritos del silencio (1984) y La Misión (1986) del mismo director Roland Joffé y me quedaron grabadas; grandes obras que Joffé no supo emular. De hecho, no consiguió levantar cabeza en ninguno de sus trabajos posteriores. Incluso, llegó a dirigir la infantil Super Mario Bros. (1993), pero no quiso ni aparecer en los créditos…  Por eso, me parece que el director británico acaba de firmar como su redención profesional. Ya veremos si conseguirá mantener con las que ya está preparando.

(más…)

Sé que tengo este blog un poco abandonado (voy publicando de Pascua a Ramos, como se dice…), pero también sé que no me da para más la vida :); y también soy consciente de que en poco tiempo he hablado de Encontrarás Dragones (así es como se ha traducido, finalmente, el título There be dragons), pero es que a medida que se va acercando el día (el 25 de marzo en España), y los vídeos e imágenes que van saliendo (incluso el tráiler de la gran pantalla, aún más largo), no puedeo quedarme callado… ¿Será verdad que Charlie Cox (Josemaría), actúa tan bien como dicen?

La película parece emocionante, y dura. Como la escena en la que matan a bocajarro a un sacerdote, ante la mirada atónita de Josemaría y los chicos que le acompañan. Tiene la pinta de que será una película con mucha enjundia para un cineforum: apropiada para este blog, vaya… (más…)